siga con nosotros
Otras actividades

Spas

A Polynesian Spa
© Grégoire LE BACON

Frente a la laguna, solo o en pareja, en el marco exótico y relajante de los más bellos hoteles, los spas o centros de relajación de Tahití y sus islas proponen la experiencia única de descansar y recargar las baterías, para el cuerpo y la mente, a la “carta”, en unos entornos llenos de encanto.

Baños purificadores o revitalizantes, como el baño de río, baño de flores exóticas o con aromas de frutas, con aceites esenciales, ducha de agua de lluvia, jacuzzi aromático… Texturas, sabores y colores explotan y se unen para el placer combinado de los sentidos.

El paraíso de los sentidos

 

Cuidados tradicionales polinesios del cuerpo, de la cara, del pelo, manicura, peeling corporal o envolturas a base de productos locales (nuez de coco, café, aguacate, pulpa de fruta…). Todos ellos son secretos de belleza que proporcionan a la piel, lisa, purificada y apaciguada, frescor y voluptuosidad.

 

Según la fórmula elegida, un masaje relajante con aceites esenciales o con piedras calientes mejora la armonía y la serenidad creadas por el ambiente y el entorno privilegiado de estos lugares de descanso e intimidad.

 

Para realzar el romanticismo de un viaje de enamorados, los spas de Tahití y sus islas son unos magníficos oasis de paz para regalarse en pareja una pausa de descanso inolvidable en el paraíso de los sentidos...

Taurumi, el masaje tradicional

El masaje polinesio, o taurumi, forma parte de la medicina tradicional. Era y sigue siendo utilizado a diario en los cuidados dados a los bebés y en los gestos curativos de los tahua (curanderos). Se transmite de generación en generación y se practica siguiendo las líneas de energía del cuerpo, mediante presiones con las manos y los codos. Este masaje relajante, que actúa al mismo tiempo sobre el cuerpo y la mente, es propuesto en todos los spas de Tahití y sus islas.

close