siga con nosotros
Alojamiento

Pequeños hoteles familiares

La hospitalidad polinesia no es una palabra vana. Encuentra en esta fórmula hotelera su expresión perfecta, vehiculada por el propio nombre de la estructura federativa de la pequeña hostelería polinesia, “Haere Mai”, que significa: “venga a nosotros”. Porque la pequeña hostelería familiar es ante todo un viaje dentro del viaje y, según el tipo de alojamiento elegido, una inmersión total en la vida cotidiana de una familia polinesia.

Family pension in Tahiti and in french polynesia
© tim-mckenna.com

La oportunidad de compartir, ver, escuchar, sentir y saborear la vida en las islas como si el cliente fuese un pariente lejano que finalmente vuelve a recuperar sus orígenes. Algunos de ustedes se irán a pescar con sus anfitriones; otros acompañarán a los niños en sus paseos por la montaña, en busca de cataratas y pilas en las que bañarse; y otros finalmente, siguiendo los consejos de los propietarios a veces incluso a su lado, podrán descubrir los productos de la cocina local.

Vivir en los fare, tanto si están hechos con materiales tradicionales o modernos, en lugares a menudo desconocidos pero grandiosos, con la calidez amistosa y espontánea de las familias polinesias, es una experiencia única que colma la necesidad de un turismo en busca de autenticidad, convivencia, naturaleza, tranquilidad e intimidad, descubrimiento y espacio. Es también una forma de participar en la valorización y conservación del patrimonio y del medio ambiente

oferta variada, repartida en cuatro categorías

La pequeña hostelería polinesia, implantada en todas las islas con vocación turística, ofrece más de 1.500 unidades de alojamiento, y desde 2002 es objeto de una clasificación que busca el cumplimiento de las normas de confort y de calidad de las prestaciones.

  • Las casas de huéspedes: las casas de huéspedes o “bed and breakfast” están formadas por habitaciones y/o bungalows amueblados (cuatro unidades máximo). Estos últimos, situados cerca de la casa familiar, están equipados de cuartos de baño individuales o colectivos. Con la noche está incluido el desayuno, servido en el mismo alojamiento o en un espacio común que puede ser el comedor de la familia.
  • Los fare de huéspedes: los fare de huéspedes o “residencias familiares” están formados por bungalows amueblados (nueve unidades máximo) situados cerca de la casa familiar y equipados con cuartos de baños e instalaciones individuales que permiten cocinar y comer. Disponen de una recepción, un espacio común reservado a la clientela y garantizan, de forma optativa, un servicio de limpieza diario de los bungalows.
  • Las pensiones familiares: las pensiones familiares ofrecen habitaciones y/o bungalows amueblados (nueve unidades máximo) situados en el recinto o cerca de la casa familiar y equipados con cuartos de baño individuales o colectivos, independientes de los anfitriones. Además del desayuno, incluido en el precio del alojamiento, ofrecen al menos un servicio de media pensión en el espacio común que puede ser el comedor familiar.
  • Los pequeños hoteles familiares: por su parte, los pequeños hoteles familiares proponen habitaciones amuebladas (doce unidades máximo) situadas en estructuras colectivas o residenciales y equipadas con cuartos de baño individuales. Cuentan con una recepción, un bar y una sala de restauración. Además del desayuno, incluido en el precio del alojamiento, ofrecen un servicio de pensión completa y la posibilidad de restauración a la carta. Garantizan un servicio de mantenimiento diario de las habitaciones.

 

.

 

close