siga con nosotros
Islas principales

Raiatea, la isla sagrada

Raiatea, segundo centro económico de la Polinesia Francesa.

A 45 minutos de vuelo directo con salida de Papeete, es también una importante base náutica que acoge numerosos veleros y compañías chárter. Un canal de tan solo 3 km separa Raiatea de su hermana pequeña Taha'a, con quien comparte la misma laguna. El relieve de Raiatea es pronunciado tanto a nivel montañoso –algunas cumbres superan los 1.000 m de altitud- como costero. Las playas son casi inexistentes, pero basta desplazarse en kayak o en barco hasta los motu para bañarse en unos idílicos jardines coralinos u holgazanear a la sombra de los cocoteros. También se puede practicar el submarinismo (e incluso descubrir las entrañas del “Nordby”, un barco hundido que descansa a 29 metros de profundidad), practicar el senderismo y comprender una cultura milenaria.

3 buenas razones para elegir Raiatea

La cuna de la cultura polinesia

Cuna de los dioses, Raiatea, llamada primero Hava'ī, alberga tesoros arqueológicos (marae, petroglifos, etc.) testigos de una historia y de una cultura épicas todavía muy presentes. Primera isla polinesia en ser poblada, Raiatea alberga el espectacular y primer marae internacional polinesio, Taputapuatea, donde tenían lugar ceremonias de investidura, alianzas políticas y encuentros internacionales. Lugar altamente tabú, era la sede del poder religioso y político de todo el triángulo polinesio. En la actualidad, las comunidades de Hawái, Nueva Zelanda y de las islas Cook realizan peregrinaciones a este lugar que consideran la cuna de su cultura sagrada. El gran conjunto ceremonial Te-pō, que incluye el marae Taputapuatea, es actualmente objeto de un procedimiento de inclusión en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El paraíso de la vela

Raiatea se impone como el lugar destacado para la navegación de recreo en Polinesia. Es aquí donde están concentradas la mayoría de las bases náuticas y compañías de chárter. La isla cuenta con un número incalculable de lugares para fondear, bahías, profundas y tranquilas, en un entorno preservado y espectacular (cráteres, cataratas). Las condiciones de navegación son óptimas y es fácil navegar hacia las otras islas de Sotavento, tranquilas e inmensamente bellas, tanto en el interior como en el exterior de la laguna.

Un patrimonio natural único

Raiatea es una fabulosa reserva natural, ya que la isla cuenta con una flora y una fauna singulares y preservadas, que fascinan a científicos, ecologistas y amantes de la naturaleza. En el monte Temehani crece una planta cuya flor es única en el mundo, la tiare 'apetahi (así como otras treinta plantas endémicas). Convertida en el símbolo de Raiatea, esta flor blanca y delicada en forma de media corola se abre únicamente al alba. El Temehani es asimismo el refugio de numerosos animales endémicos, entre ellos la única cigarra de Polinesia, pero también colonias de petreles de Tahití (noha), ave marina protegida.

Es también en Raiatea donde se encuentra el único río navegable de Polinesia, el Fa'aroa. Una excursión insólita en piragua es propuesta en el espeso bosque tropical de pūrau, bambúes y māpē (Inocarpus fagiferus). Una versión legendaria cuenta que el río fue el punto de partida de las migraciones polinesias hacia Hawái y Nueva Zelanda.

close