siga con nosotros
Islas principales

Moorea, Isla de Artistas

Un acceso marítimo fácil, rápido y regular: Moorea se encuentra a 30 minutos de Papeetē en barco.

Moorea hechiza por la belleza de sus paisajes que parecen salir directamente de un sueño y por la dulce quietud reinante. Descanso, excursiones o actividades deportivas, esta joya insular se presta a todo tipo de descubrimientos, entre ellos el inolvidable privilegio de contemplar una fauna marina habitualmente poco accesible. Su agradable estilo de vida y su encanto intemporal seducen inmediatamente al visitante. Recortada por dos bahías majestuosas, la bahía de Cook y la de Opunohu, el relieve de tonos verdes de la isla contrasta con el azul claro de la laguna. Sobre la arena blanca de sus playas, diseminados en los jardines floridos o alzándose en la laguna, los bungalows de los hoteles y las pensiones familiares permiten disfrutar en las mejores condiciones el ambiente de Moorea en el que el tiempo parece haberse detenido.

3 buenas razones para elegir Moorea

Un terreno de juegos natural

Las aguas tranquilas de la laguna y los alisios que a menudo soplan en la isla permiten practicar numerosas actividades: piragua, paddle, kite-surf, esquí náutico, jet ski e incluso surf en la zona de los canales. Moorea es también un maravilloso spot para los buceadores que caen rápidamente enamorados de este ecosistema variado de arrecifes coralinos y una colorida mezcla de flora y de fauna submarinas. Con bombonas o simplemente con unas gafas de buceo, se pueden contemplar numerosas rayas, tiburones y tortugas marinas en una laguna de un azul brillante. En montaña, el relieve abrupto, dominado por ocho cumbres que rodean una magnífica caldera abierta y fértil, se presta a numerosas excursiones en una vegetación variada y exuberante. A pie en 4X4, a caballo o en quad, no faltan las posibilidades para explorar.

Un ambiente típicamente polinesio

Colorida, florida y radiante, la isla de Moorea es un placer para todos los sentidos. En cualquier momento es un lujo pasear por los jardines y playas de arena fina, las innumerables flores y las plantaciones de piña, apreciar el espectáculo de un sesión de pesca en piragua o escuchar el sonido del ukulele bajo un purau (Hibiscus tiliaceus). El visitante saborea estos momentos mágicos y un estilo de vida inimitable.

Una fuente de inspiración

Numerosos artistas están diseminados por la isla de Moorea como otras tantas pinceladas brillantes sobre un lienzo. Pintores, escultores, joyeros y tatuadores han elegido instalarse en esta isla donde disponen de todo el tiempo de impregnarse de su belleza y serenidad e inspirarse para crear sus obras.

 

Nadar con los delfines en el Moorea Dolphin Center

En Moorea, el Moorea Dolphin Center permite a las familias (a partir de 3 años para los niños) y a los aficionados descubrir los delfines en un entorno ecológico y pedagógico. Algunos programas permiten incluso nadar a su lado en grupos reducidos. Una oportunidad única de acercarse a estos mamíferos marinos fascinantes en total seguridad.

close